icono Reseñas 04 art1 | art2 | art3 | volver

Isla de Bobos.

por: Dra. Edelmira Ramírez Leyva (UAM-A) [*]

RESEÑA

Isla de Bobos.
de García Bergua, Ana,
México, Planeta Mexicana/Seix Barral (Biblioteca Breve), 2007, 251 pp


Nuevamente la escritora Ana García Bergua reaparece en la escena literaria, esta vez para ofrecernos una novela histórica acerca de los sobrecogedores sucesos de la Isla de Clipperton o Isla de la Pasión [1], cuando Porfirio Díaz se hallaba en el poder y ese lugar todavía pertenecía a México. El tema representa un verdadero reto para cualquier artista que intente modelar estéticamente esos dramáticos y sugerentes hechos históricos, en primer lugar porque tales acontecimientos superan cualquier ficción y en segundo término porque, debido al interés que revisten, otros artistas ya los han abordado cinematográfica, novelística, teatral y periodísticamente, además de que hay narraciones diversas al respecto. Sin embargo, la autora aquí comentada logra enfocarlos desde una perspectiva original, pues para presentarlos profundiza en las transformaciones de los personajes y sus sentimientos, actitudes, percepciones e ideales, así como en diversos aspectos de la cotidianeidad de la época, y pone como fondo de todo ello los difíciles momentos que el país vivía, ya que la historia de la novela corre paralela a la etapa final del Pofiriato –en que se produce la disputa internacional por la isla mencionada–, a la caída de Porfirio Díaz y a la Revolución de 1910, así como a los inestables inicios del caudillismo posrevolucionario.

www.fil.com.mx/.../fo_Ana_Garcia_Bergua_01.jpg

La escritora tiene la ventaja de que en su novela trata acontecimientos históricos que no han logrado marcar una huella indeleble en la memoria colectiva histórica del pueblo mexicano pese a que se ha hablado abundantemente de ellos en diversas épocas. Gracias a ello, García Bergua logra reactualizar la historia de la Isla de la Pasión mediante una perfecta amalgama de ficción e historia, es decir una auténtica novela histórica, donde exhibe su espléndida eficacia narrativa y, una vez más, su maestría en materia de estructuración literaria.

Isla de Bobos es una novela polifónica donde muchas voces retornan desde un pasado ominoso. Pero entre todas ellas hay dos que resaltan en forma especial: justamente, las de una pareja sentimental que protagoniza sorprendentes hechos ocurridos en la Isla de de la Pasión. Así, los personajes Raúl Soulier y Luisa Roca –Ramón Arnaud y Alicia Rovira en la vida real– constituyen una pareja olvidada por la historia y también por la literatura de los grandes amores desgraciados.

upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/

El capitán Ramón Arnaud
upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/

Alicia Rovira, esposa del Capitán Ramón Aranud
http://www.clipperton.fr/incagen.html?histoire.htm~main

El tratamiento que la autora de Isla de Bobos reserva a la pareja permite calificar su obra como novela de amor. La pasión de estos personajes sobresale respecto a otras por el entorno que la rodeó. Su vínculo amoroso, en las condiciones en que surge, representa un verdadero reto, como no lo sería para cualquiera otra, por extremadamente pasional o romántica que fuera. Ello se debe sobre todo a las adversas circunstancias, tanto ambientales como políticas y sociales, si cabe esta última palabra, en que se desenvuelve el trágico amor, ya que la Isla de la Pasión no es en realidad más que un pequeño islote microscópico perdido en el Océano Pacífico, descubierto hacia 1521 por Magallanes, a la sazón al servicio del emperador Carlos I de España. La ínsula, bautizada en aquel entonces con el nombre de Médanos, perteneció pues a la corona española; luego, en 1821, cuando se consumó la independencia de México, pasó a ser posesión de este naciente país hasta que, en 1897, Francia la reclamó como suya y, mediante un arbitraje internacional, logró arrebatársela a su oponente en 1931.

bp2.blogger.com/.../s320/Clipperton_Island.gif

La isla de Clipperton, señalada con el círculo rojo.
bp2.blogger.com/.../s320/Clipperton_Island.gif

Como advierte Gómez Robledo, Clipperton era un islote inaccesible e inhóspito, “tan acantilado en su fondo y en su derredor, que no se podía abordar sino con buen tiempo y mar en calma” (Gómez, 1965, 107). El mismo autor cita así al comandante del cañonero Demócrata, enviado por Díaz para analizar la situación del lugar cuando empezaba la disputa con Francia: “La extensión de toda la isla es de unas tres millas y media de largo, dos y media de ancho, y, como tiene en su centro una gran laguna, hay partes del anillo que forma donde sólo tiene cien metros o menos de ancho el terreno…” (Gómez, 1965, 107).

www.isla.org.mx/imagenes/Clipperton_Island.gif

Clipperton cuando Porfirio Díaz
mandó edificar el faro.
www.isla.org.mx/imagenes/Clipperton_Island.gif

El mismo comandante informó que en el sitio había una gran cantidad de tiburones y un extraordinario número de aves marinas que producían el guano explotado por la Oceanic Phosphate Company; además, que “los habitantes que han estado en la isla, además de las provisiones que llevan, se alimentan de la pesca y de los huevos de las aves” (Gómez, 1965, l07).

www.cronica.com.mxnimagenes/1c60b29ce41.jpg

Fauna marina de Clipperton.
www.cronica.com.mxnimagenes/1c60b29ce41.jpg

La descripción de los franceses al respecto coincidía con la de los mexicanos:

Esta isla es un atolón de origen eruptivo y de formación coralina, con un lago central formado por un anillo continuo, sin comunicación con el mar. [Se halla] situada a más de mil kilómetros de la costa mexicana y de las islas Revillagigedo, de las que es absolutamente independiente. Surgió de las grandes profundidades del Pacífico; es decir, de la vasta llanura submarina que sirve de soporte al sistema polinesio, al cual se ligan los elementos característicos de su estructura. [Gómez ,1965, 107]

upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/

Atolón coralino de Clipperton.
upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/

Así pues, el espacio en que se desarrollan los hechos históricos y los ficticios de la Isla de Clipperton referidos por García Bergua es totalmente agreste, y en realidad constituye una especie de prisión en medio del Océano Pacífico. Además, la soledad resultaba prácticamente total en ese sitio, pues no lo habitaban más que unos cuantos trabajadores de la Ocean Company y los miembros del pequeño regimiento que acompañaba al capitán Soulier, entre los cuales había un alemán, de apellido Schubert, quien aparece con el mismo nombre en la novela y se convirtió en amigo de aquél.

content.answers.com/.../e6/330px-CarteLocal.gif

Isla de Clipperton.
content.answers.com/.../e6/330px-CarteLocal.gif

Los alimentos y los objetos necesarios para los residentes del lugar los proveía un navío que zarpaba desde Acapulco cada cuatro meses, pero a raíz del estallido revolucionario de 1910 no se les volvió a enviar nada y quedaron abandonados a su suerte. El patriotismo de Arnaud lo llevó a decidir quedarse ahí para defender la soberanía mexicana de la isla con la escasa gente que sobrevivía en ella.

farm1.static.flickr.com/54/139991838_43ef5318...

Acapulco.
farm1.static.flickr.com/54/139991838_43ef5318...

|sigue>

www.fil.com.mx/.../
fo_Ana_Garcia_Bergua_01.jpg

Isla de Bobos

<<párrafo anterior|

Ana García Bergua estructura su novela a partir de la pareja formada por Raúl y Luisa. Relatos de ambos se alternan a lo largo de la novela, de tal manera que el capitán Soulier va contando su vida y sus evocaciones se entrecruzan con la narración de Luisa. Pero mientras la relación de hechos formulada por dicho oficial sigue un orden cronológico, la de su esposa parte de un tiempo muy posterior, cuando el propio Soulier ya ha muerto y justo cuando ella y las otras mujeres abandonadas en aquel atolón extraviado son rescatadas por un barco estadounidense luego de protagonizar un aterrador acontecimiento: entre todas ellas, asesinaron a martillazos al ex farero, el negro Saturnino –en la realidad Victoriano álvarez–, quien al cabo de la muerte del capitán Soulier y los hombres fuertes que restaban en la Isla se había autoproclamado rey, se hacía llamar Su Alteza y cometía todo tipo de ataques contra las mujeres, desde sádicas burlas de que hacía víctimas a las pocas niñas que ahí habitaban hasta violaciones: “el negro fue un completo tirano y a todas las mujeres las tenía esclavizadas por completo, haciendo de ellas infinidad de atrocidades, que las infelices tenían que soportar resignadas, porque el tiranuelo acostumbraba golpearlas en forma verdaderamente infame y cruel” (García, 2007, 187).

Sobrevivientes de Clipperton
http://www.clipperton.fr/incagen.html?histoire.htm~main

Como se ve, el relato no sigue un curso lineal, pues se alternan voces y hay un juego de tiempos que sin embargo permite apreciar la progresiva transmutación experimentada por el capitán Soulier. El relato no sólo refiere poco a poco la vida de este oficial, pues describe además, en forma muy especial, los rasgos típicos de su personalidad y la dramática evolución de su carácter, sus ideas y sus percepciones: “él se salvaba como podía de los castigos, no se metía en problemas con los demás: comerciaba, prestaba dinero y lo pedía prestado, exactamente igual que en la escuela, compraba la protección de los más fornidos”(García, 2007, 37). En la segunda parte del libro aquí reseñado, hay capítulos en que intervienen otras voces, como las de varios sobrevivientes de la isla que se hacen presentes gracias, en determinados momentos, a la introducción de cartas, fragmentos de relatos, artículos periodísticos, órdenes que el capitán Soulier recibía de sus superiores y, además, el recurso de la novela dentro de la novela.

www.educacionchiapas.gob.mx/SEE/Imagenes/revo...

Inicio de la Revolución Mexicana, 1910.
Plan de San Luis.
www.educacionchiapas.gob.mx/SEE/Imagenes/revo...

En el trasfondo de esas voces y esas vidas se presiente el curso de la historia de un país que vivía decisivos procesos de cambio: la Revolución de 1910 y los acontecimientos posteriores a ella. Para redondear todo, la vida cotidiana de México se cuela entre las acciones de los personajes. La totalidad de ellos, a cuál más sobresalientes, como los protagonistas, son seres olvidados y oscuros. Así lo fue la mayoría de los soldados –y sus familias– que murieron en la isla en el cumplimiento de un deber que los arrolló pese al extraordinario respaldo de los esposos Soulier, quienes conservaron y manifestaron en las más adversas circunstancias su altísima calidad humana, su gran fuerza interior y un inextinguible “optimismo” pese al abandono del Gobierno y al consecuente desabasto de víveres y todos los suministros necesarios para subsistir dignamente, que los obligó a consumir el único alimento a su alcance: el brindado por sus compañeros y hermanos de infortunio, los pájaros bobos. Así describe13 estas circunstancias un artículo del diario El Demócrata:

¿Las islas K han sido desde hace tres años, por abandono y negligencia de las autoridades carrancistas, una estación carbonera de los Estados Unidos? Sólo Robinson Crusoe podría haber sido gobernador de las islas K. La vida del representante del gobierno en aquellos desolados parajes del Pacífico ha sido más penosa que la que el capitán Grant pasó en la desierta isla del cautivador relato de Verne.

www.mexicodesconocido.com.mx/.../0000007

Pájaros bobos de patas azules.
www.mexicodesconocido.com.mx/.../0000007

Se les acabaron los víveres y recurrieron a la caza y a la pesca, se les rompieron las ropas y las “remendaron” con toscos pedazos de lona, y, para que no se les extinguiera el fuego, las mujeres –nuevas vestales– velaban día y noche frente a la lámpara del faro que alimentaban con aceite de pescado y grasa de pájaros. [García, 2007, 185]

Bp1.blogger.com/…/s400/ClippertonMx.jpg

Isla de Clipperton.
Bp1.blogger.com/…/s400/ClippertonMx.jpg

Raúl Soulier cometió a lo largo de su vida ciertos errores que lo marcarían en forma indeleble –como su romántica e idealista decisión de alistarse en el ejército, de la que se arrepentiría muy pronto, pero cuyas consecuencias no lograría evadir nunca– y que, en conjunción con su destino o el azar –la muerte de su padre a los 16 años– y con los acontecimientos históricos de México, sellaron su vida en una forma determinante. Su forma característica y repetitiva de sortear las adversidades y el cambio radical de su carácter ocasionado por el castigo que se le impuso luego de haber intentado desertar del ejército por una parte suscitan en él una obsesión por el honor y la patria, ideales que de ahí en adelante orientarían su quehacer vital, y por otra lo llevan a la autodestrucción, aunque también al heroísmo.

El capitán Ramón Arnaud
http://www.clipperton.fr/incagen.html?histoire.htm~main

Este hombre, que va del ideal romántico al militar enardecido con ideas extremas sobre el cumplimiento del deber patrio, arrastra a su mujer, a sus hijos y a los hombres que componen su regimiento a un trágico destino.

Luisa, la otra gran protagonista de la historia, es un personaje notable por su calidad humana, por su aplomo ante la adversidad, por su calidez cotidiana ante los pocos habitantes de la isla al servicio de su esposo, por su entrega y apoyo a los objetivos de su marido y a la tarea que el gobierno mexicano encomendó a éste y que a la postre resultó una malhadada aventura, y por su gran amor a Soulier, que se preserva hasta el momento de su muerte, cuando se entrega en brazos de la visión fantasmal de su esposo: “Ya lo veo venir, ya lo veo que sale de las olas como salía de aquel espejo, y camina empapado hacia mí, pero ya no está empapado en sangre. Yo soy la que está empapada en sangre mientras lo espero, y veo que el mar lo sigue, se va replegando y acercando conforme viene a mi encuentro, ya está enfrente de mí, ya nos alcanzamos por fin de nuevo para no separarnos, ya lo beso como en aquella primera vez” (García, 2007, 240).

El final de la novela refiere las secuelas que en todos los sobrevivientes de los dramáticos acontecimientos dejó su estancia en ese minúsculo palmo de terreno mexicano perdido en el Pacífico: la Isla K.

Imagen Isla de Clipperton: 
www.isla.org.mx/imagenes/Clipperton_Island.gif;Imagen Ana García Bergua: www.literaturainba.com/.../ana_g_bergua.jpg

Ana García Bergua y la Isla de Clipperton.
Imagen Isla de Clipperton: www.isla.org.mx/imagenes/Clipperton_Island.gif
Imagen Ana García Bergua: www.literaturainba.com/.../ana_g_bergua.jpg


NOTAS:
[*] Dra. Edelmira Ramírez Leyva (UAM-A) |Arriba
Profesor investigador del Departamento de Humanidades
Universidad Autónoma Metropolitana
Unidad Azcapotzalco
[1] La escritora Ana María Bergua llamará a la Isla de Clipperton, Isla de Bobos. A través de la historia también se le denominó Isla de la Pasión. Y en los documentos de la Secretaría de Relaciones Exteriores sobre los sucesos tratados en la novela se refiere a dicha Isla con el nombre de Islas K. |Arriba

BIBLIOGRAFÍA:
Arriba
GARCíA BERGUA, ANA.
2007 Isla de Bobos. México, Planeta Mexicana/Seix Barral (Biblioteca Breve).
GóMEZ ROBLEDO, ANTONIO.
1965 México y el arbitraje internacional. México, Editorial Porrúa, 1965.
(Biblioteca Porrúa, 28)