icono Historia 04 art1 | art2 | art3 |
art5 | volver

El Médico Radiante:
El Arcángel Rafael

por: Dra. Edelmira Ramírez Leyva (UAM-A) [*]

www.delsolmedina.com

Arcángel San Rafael
Luis Salvador Carmona

Hacia 1750
Escultura en madera policromada
113 x 55 x 55 cm.
Colegiata de San Antolín. Medina del Campo
www.delsolmedina.com

esde la Antigüedad, al arcángel Rafael se le ha considerado protector de la medicina. La etimología de su nombre terrestre lo vincula a ella, pues proviene del hebreo rafá, curar, y El, Dios; es decir que, completo, dicho nombre significa medicina de Dios. La iconografía del personaje pone de manifiesto las funciones que desempeña y una parte de las misiones que se le han encomendado. Antes de revisarlas, es necesario precisar su identidad angélica, que lo sitúa entre los seres del mundo invisible.

Ha de recordarse ante todo que, entre los cristianos, “la existencia de los ángeles 2constituye una verdad revelada, y nunca entre los Padres de la Iglesia existió duda alguna sobre este punto” (ERC 1950, 649-650). En cuanto a su génesis, se considera que “Dios no creó solamente los elementos del mundo físico, sino también a unos seres que son todo inteligencia y voluntad, sin que guarden coordinación ni unión normal con cuerpos, sean éstos materiales o etéreos” (ERC 1950, 649). Al respecto, los padres griegos tuvieron discrepancias con los latinos, pues los primeros pensaban que los ángeles habían sido engendrados antes de la creación del mundo visible; en cambio, de acuerdo con los segundos, lo habían sido después de la formación del orbe. Sin embargo, hay una tercera opinión según la cual se originaron al mismo tiempo que surgió el mundo. El fundamento de tal idea es el primer versículo del Génesis, que reza así: “En el principio creó Dios el cielo, y la tierra” (Gen, I, I), pues se supone que en el término “cielo” se incluye la creación de los ángeles (cf. ERC 1950, I, 649).

goticandblack.blogspot.com

goticandblack.blogspot.com

No sólo entre los cristianos se habla del mundo angelical, pues en varias religiones y tradiciones hay representaciones y textos relativos a su existencia. El cristianismo heredó la concepción de su angelología y demonología de la antigua cultura hebrea y ésta a su vez fue influida en forma determinante por el zoroastrismo, aunque desde los albores de la humanidad hay referencias a ángeles guardianes, protectores de los hombres y mediadores entre éstos y Dios, y en antiguos escritos del Oriente medio se registran diversas menciones a ellos.

www.textilmuseum.ch

Ángeles
Anne Wanner
www.textilmuseum.ch

Así, es posible rastrear información sobre los seres celestiales, incluido el arcángel Rafael, en la antigua Ugarit (2300 a.C), donde se adoraba al

www.satrapa1.com

Mapa donde se puede situar Ugarit
cerca del núm. 4
www.satrapa1.com
Ver mapa al 100%

dios supremo El y a su consorte Atirat, al dios de la tormenta Baal y a su hermana Anat, entre otras divinidades5 (Freeman 1995, 83). También hay referencias a “mensajeros de los dioses”, que formaban parte del “consejo divino” o puhru ilani, como también se le llamaba, y que eran inspirados por el dios supremo, El. Estos mensajeros reciben el mismo nombre que se utiliza a menudo en las escrituras hebreas para designar a los ángeles: mal’akim, “inmortales seres de espíritu, no de carne y hueso, aunque también [...] seres creados por los dioses” (Freeman 1995, 83-84).

commons.wikimedia.org

Baal de Ugarit
commons.wikimedia.org

Los mal’akim, según Freeman, estaban a las órdenes de los dioses de Ugarit, actuaban como mensajeros suyos –no sólo para llevar noticias de un dios a otro, sino también para hacerlas llegar a los habitantes de la Tierra– y además debían cantar alabanzas a El y a otras deidades (Freeman 1995, 84).

“Los ángeles de Ugarit [también] venían con frecuencia a la Tierra como protectores o espíritus guardianes de individuos humanos” (Freeman 1995, 85), y entre ellos figuraba el arcángel Rafael. “Algunos textos de Ugarit hablan de un grupo de seres poco concreto llamado rephaim, nombre que proviene de la misma raíz que Rafael”. Tal conjunto se hallaba encabezado por un espíritu llamado Raphá o Rapiú, nombre que –si se salvan las diferencias entre idiomas– se corresponde precisamente con el de Rafael, quien, “Al parecer, tiene algunas responsabilidades con respecto a los demás, y el resto del grupo le considera su protector o guardián especial” (Freeman 1995, 85). Así pues, “El primer nombre [relativo a personajes celestiales] que encontramos es el de Rafael, y ya entonces se le asociaba con la curación. Dos mil años después, este mismo ángel sanador reaparecería en los textos judaicos (Freeman 1995, 86).

www.sacred-destinations.com

Ruinas de Ugarit
www.sacred-destinations.com

Como se ha señalado, los judíos recibieron una fuerte influencia de la tradición persa en lo que respecta a muchos aspectos de sus concepciones religiosas, pero en lo relativo a su angelología y demonología el mayor influjo provino del zoroastrismo, implantado en Persia por el profeta y reformador Zoroastro (siglo VI a.C), quien orientó la religión hacia “el monoteísmo basado en un Ser Supremo” (Osilia 2008, en la red).

www.ciag-gnosis.org

Zoroastro
www.ciag-gnosis.org

Zoroastro se refería a “seis aspectos divinos o emanaciones de Ahura Mazda, el Ser Supremo” –a los que posteriormente se llamó los Amesha Spenta, relacionados con los arcángeles–, e incluía al propio

Ahura Mazda dentro de los Siete Santos Inmortales en Uno, un solo pensamiento, una sola palabra, una sola acción. Habitan en el Cielo más alto, en donde ocupan asientos de oro. Son los sabios brillantes que aplican las buenas reglas de rectitud. Preservadores de la creación de Mazda, poderosos, valerosos, protectores e inmortales. Los Amesha Spenta son llamados también Amashaspand, o Amahraspand [...] Los Yazatas, también llamados Yazads, Yasathas, Yaztan, Yazdan, Izad, [nombres] que significa[n] “Ser digno de adoración”, “los Adorables”, son los seres espirituales colaboradores (hamkars) de los Amesha Spenta para preservar las buenas creaciones. También protegen y dan favores a quienes lo solicitan. [...] Los Arda Fravash [1] son los Santos Guardianes conocidos comúnmente como ángeles de la guarda (cf. Osilia 2008, en la red).

blog.360.yahoo.com

Ahura Mazda
blog.360.yahoo.com

“En el calendario de zoroastrismo, Amesha Spentas, Yazatas y Fravashis tienen asignados días y/o meses del año”.[2] Cada mes y día del calendario del zoroastrismo se dedica a un Amesha Spenta, o a un Yazata.[3] En el siguiente cuadro se indica lo relativo sólo a los primeros, por ser ellos los equivalentes, de alguna manera, a los arcángeles del cristianismo:

www.albany.edu

Amesha Spentas
www.albany.edu

Amesha Spentas Significado Día y mes que se le dedican
Ormuzd
(Spenta Mainyu)
Es el Santo Espíritu creador de Ahura Mazda, el Dios de la vida y la personificación de la luz y la bondad. También, el protector de la humanidad. Día Orzmud
Día de Año Nuevo, que coincide con el 21 de marzo
Vohu Mano
(Vahman, Bahman)
Es la buena mente, la inteligencia y el buen pensamiento. El pensamiento rector, el generador de ideas correctas, buenas palabras, hechos acertados. Asimismo, es protector del reino animal. Día 2 de cada mes y undécimo mes de cada año
Asha Vahishta
(Advhisht, Adribehesh)
Es la verdad y la justicia, el principio divino de rectitud, orden y progreso, así como la más recta verdad y el virtuoso proceder. También es el protector del fuego. Día 3 de cada mes y segundo mes de cada año
Khshathra Vairya
(Shahrevar, Shehrevar)
Es el poder deseado, el dominio o control divino con que se logra la paz. Asimismo representa la democracia en cuerpo y mente, el equilibrio en pensamientos, palabras y acciones. Es la estructura social y política ideal en el mundo humano, el lugar supremo. Rige el cielo y los metales. Día 4 de cada mes y sexto mes de cada año
Spenta Armaiti
(Spendarmad, Aspandarmad)
Es la devoción, la serenidad santa, la recta obediencia, la tranquilidad, la paz, la prosperidad y la benevolencia. También, la dedicación, la actitud reverencial ante lo sagrado, la devoción santa y el comportamiento recto. Es la “hija de Ahura Mazda”, que rige la tierra y la fertilidad. Día 5 de cada mes y duodécimo mes del año
Hauervatat
(Hordad, Khordad)
Es el bienestar, la perfección, la integridad, la salud, la culminación del crecimiento físico y espiritual, el estado completo de bienestar, la integridad física y espiritual. Es, pues, el estado de perfección en la tierra. Hauervatat es también el protector de las aguas y quien dispensa la prosperidad y la salud. Día 6 de cada mes y tercer mes de cada año
Ameretat
(Amurdad o Amardad)
Es la inmortalidad y la meta última. Representa el fin del desarrollo evolutivo y el logro del objetivo de una persona en la tierra. Gobierna los aspectos físicos y espirituales de la vida eterna, así como la radiante felicidad inmortal de la eterna rectitud. Protege las plantas. Día 7 de cada mes y quinto mes de cada año

(Fuente: Osilia 2008, en la red)

trinosophiaalphaomega.blogspot.com

Henoc
trinosophiaalphaomega.blogspot.com

En la religión hebrea se confirió gran importancia al mundo angélico y en varios de sus textos sagrados se tratan diversos aspectos de él. Así, por ejemplo, en el Libro de Enoc,[4] aunque apócrifo, se relatan varios episodios en donde los ángeles y arcángeles desempeñan un papel central: en el capítulo 40 de dicha obra, verbigracia, se hace referencia a cuatro espíritus cercanos al Señor que resultan los cuatro arcángeles ya clásicos en el mundo cristiano. Por su importancia, en seguida se cita todo el capítulo:

  1. Después de eso vi miles de miles y miríadas, vi una multitud innumerable e incalculable, que se sostiene ante el Señor de los espíritus.
  2. Y sobre los cuatro costados del Señor de los espíritus vi cuatro presencias diferentes de aquellos que no duermen y aprendí sus nombres porque el ángel que va conmigo me los dio a conocer y me mostró todas las cosas ocultas.
  3. Y escuché las voces de esas cuatro presencias y cómo ellas pronuncian alabanzas ante el Señor de la Gloria.
  4. La primera voz bendice al Señor de los espíritus por los siglos de los siglos.
  5. A la segunda voz la escuché bendiciendo al Elegido y a los elegidos que dependen del Señor de los espíritus.
  6. A la tercera voz la oí orar e interceder por los que viven sobre la tierra y suplicar en nombre del Señor de los espíritus.
  7. Y escuché la cuarta voz expulsando a los Satanes e impidiendo que lleguen hasta el Señor de los espíritus a acusar a quienes viven en la tierra de Él.
  8. Después de eso pregunté al ángel de paz que iba conmigo y me mostraba todas las cosas que están ocultas: “¿Quiénes son esas cuatro presencias que he visto y cuyas palabras he oído y escrito abajo?”
  9. Me dijo: “El primero, el misericordioso y muy paciente, es Miguel; el segundo, que está encargado de las enfermedades y de todas las heridas de los hijos de los hombres, es Rafael; el tercero, que está encargado de todos los poderes, es Gabriel; el cuarto, que está encargado de la esperanza de quienes heredarán la vida eterna, es llamado Sariel”.

    lasvocesdelosangeles.com

                              arcángeles                           lasvocesdelosangeles.com

  10. Éstos son los cuatro ángeles del Señor de los espíritus y las cuatro voces que he escuchado esos días. [Enoc 40, 1-10, en la red]

En el capítulo 20 se enumeran los nombres de los mencionados arcángeles y se indican sus respectivas misiones:

  1. He aquí los nombres de los santos ángeles que vigilan: (Ap 8:2)
  2. Uriel, uno de los santos ángeles, llamado el del trueno y el temblor;
  3. Rafael, otro de los santos ángeles, el de los espíritus de los humanos; (Tb 12:15)
  4. Ra'u'el, otro de los santos ángeles, que se venga del mundo de las luminarias;
  5. Miguel, otro de los santos ángeles, encargado de la mejor parte de la humanidad y del pueblo; (Dn 10:13,21, 12:1; Judas 9; Ap 12:7)
  6. Sariel, otro de los santos ángeles, encargado de los espíritus de los hijos de los hombres que pecan en espíritu;
  7. Gabriel; otro de los santos ángeles, encargado del paraíso, las serpientes y los querubines; (Dn 8:16, 9:21; Lc:1:19,26) (Gn 3:24; Ex 25:18-22; Ez 10:4-5)
  8. Remeiel, otros de los santos ángeles, al que Dios ha encargado de los resucitados. (Mt 28:2,5; Mc 16:5) (Enoc 20, 1-10)

[El libro de Enoch, 1, en la red]

besotin.blogspot.com

La caída de los ángeles
besotin.blogspot.com

En los capítulos 6 y 7 del Libro de Enoc, se describe el que después sería el famoso episodio de la caída de los ángeles provocada por su intento de relacionarse con las mujeres terrestres:

  1. Así sucedió que, cuando en aquellos días se multiplicaron los hijos de los hombres, les nacieron hijas hermosas y bonitas;
  2. y los Vigilantes, hijos del cielo, las vieron y las desearon, y se dijeron unos a otros: “Vayamos y escojamos mujeres de entre las hijas de los hombres y engendremos hijos”. (Gn 6:1-4)
  3. Entonces Shemihaza, que era su jefe, les dijo: “Temo que no queráis cumplir con esta acción y sea yo el único responsable de un gran pecado”.
  4. Pero ellos le respondieron: “Hagamos todos un juramento y comprometámonos todos bajo un anatema a no retroceder en este proyecto hasta ejecutarlo realmente”.
  5. Entonces todos juraron unidos y se comprometieron al respecto los unos con los otros, bajo anatema.
  6. Y eran en total doscientos los que descendieron sobre la cima del monte que llamaron “Hermon”, porque sobre él habían jurado y se habían comprometido mutuamente bajo anatema.

    lavida-real.com

                          Los ángeles caídos
                            lavida-real.com


  7. Éstos son los nombres de sus jefes: Shemihaza, quien era el principal, y, en orden con relación a él, Ar'taqof, Rama'el, Kokab'el, -'el, Ra'ma'el, Dani'el, Zeq'el, Baraq'el, 'Asa'el, Harmoni, Matra'el, 'Anan'el, Sato'el, Shamsi'el, Sahari'el, Tumi'el, Turi'el, Yomi'el y Yehadi'el.
  8. Éstos son los jefes de decena. [Enoc 6, 1-10]
  1. Todos y sus jefes tomaron para sí mujeres y cada uno escogió entre todas y comenzaron a entrar en ellas y a contaminarse con ellas, a enseñarles la brujería, la magia y el corte de raíces y a enseñarles sobre las plantas.
  2. Quedaron embarazadas de ellos y parieron gigantes de unos tres mil codos de altura que nacieron sobre la tierra y conforme a su niñez crecieron;
  3. y devoraban el trabajo de todos los hijos de los hombres hasta que los humanos ya no lograban abastecerles.
  4. Entonces, los gigantes se volvieron contra los humanos para matarlos y devorarlos; (Sal 14:4; Mi 3:3)
  5. y empezaron a pecar contra todos los pájaros del cielo y contra todas las bestias de la tierra, contra los reptiles y contra los peces del mar y se devoraban los unos la carne de los otros y bebían sangre. (Jr 12:4)
  6. Entonces la tierra acusó a los impíos por todo lo que se había hecho en ella. (Gn 6:5-11,13; Ap 12:16) (Enoc 7. 1-10)

[El libro de Enoch, en la red]

Otra versión de la caída de los ángeles fue narrada, antes que en el Libro de Enoc 1, en “El Shasta, [...] primer libro de teología de los brahmanes, [...] escrito cerca de mil quinientos años antes que el Vedas, y [...] anterior a los demás libros indios”.

www.losenigmas.com.ar

www.losenigmas.com.ar

El Shasta contiene cinco capítulos, el primero de los cuales se ocupa de Dios y sus atributos. Así, señala: “Dios es uno, y lo creó todo. Es una esfera perfecta, sin principio ni fin. Dios gobierna toda la creación por medio de una providencia general, que es la resultante de un principio determinado…” (Voltaire, en la red).

En el segundo capítulo se trata de la creación de los ángeles: “El Eterno […] resolvió comunicar su gloria y su esencia a seres capaces de sentir y de participar de su bienaventuranza y servir a su gloria. […] Los formó con parte de su esencia, capaces de perfección y de imperfección, según su voluntad” (Voltaire, en la red).

Pero el Eterno no sólo creó a Birma, a Vichnú, a Siva, a Mozazor y a multitud de15 ángeles, sino a todo un ejército angelical al mando de Birma, cuyos coadjutores fueron Vichnú y Siva. El coro angelical se ordenaba jerárquicamente: el jefe del primer grupo fue Mozazor, quien, al igual que los demás líderes, juró obediencia a Birma y adoración a su creador. De ese modo, durante miles y miles de años el regocijo y la armonía prevalecieron en torno al trono del Eterno, hasta que un día algunos ángeles se rebelaron.

hunterpublicidad.blogspot.com

La trilogía hindú
hunterpublicidad.blogspot.com

Al respecto, el Shasta refiere que “si la envidia no se hubiera apoderado de Mozazor, de Raabón y de otros príncipes de los bandos angélicos”, no se habrían olvidado “de la dicha de haber sido creados y de su deber, [pero] rechazando el poder de perfección, ejercieron el poder de imperfección, y obraron mal en presencia del Eterno; le desobedecieron, y se negaron a someterse al primer representante de Dios y a los asociados de aquél, Vichnú y Siva” (Voltaire, en la red).

¿Qué deseaban estos ángeles rebeldes? Ellos confesaban: “Queremos gobernar”, y, “sin temer el poder y la cólera del Creador, difundieron esas doctrinas sediciosas en el ejército celeste. Sedujeron a varios ángeles, que tomaron parte en la rebelión y que se alejaron del trono del Eterno” (Voltaire, en la red).

http://www.museothyssen.org/thyssen/img/obra843/museo_thyssen_g_711_1077.jpg

Rubens, Peter Paul (Taller de)
San Miguel expulsando a Lucifer
Y a los ángeles caídos,
ca. 1622
Museo Thyssen-Bornemisza
http://www.museothyssen.org/thyssen/
img/obra843/museo_thyssen_g_
711_1077.jpg

El Eterno vio con dolor y cólera la defección de sus principales jefes angélicos, pero, misericordioso como era, los instó, a través de Birma, Vichnú y Siva, a retornar al cumplimiento de su deber; sin embargo, “decididos a ser independientes, persistieron en la rebelión” (Voltaire, en la red). Entonces el Creador los castigó: envió a Birma y sus coadjutores para “que los precipitara[n] desde aquel sitio ‘altísimo’ hasta el sitio de las tinieblas, al Ondera, para castigarlos allí durante mil años multiplicados por otros mil” (Voltaire, en la red).

Transcurridos mil años, Birma y sus asociados pidieron clemencia para los delincuentes. Luego, “El Eterno se dignó librarles de la prisión de Ondera y llevarlos a un sitio de prueba durante gran número de revoluciones del sol. Pero intentaron otras rebeliones contra Dios desde aquel sitio de penitencia” (Voltaire, en la red).

Fue durante estos aciagos acontecimientos cuando “Dios creó el mundo; los ángeles penitentes sufrieron en él muchísimas metempsicosis, y en una de las últimas se convirtieron en vacas. Por eso las vacas fueron sagradas en la India. Últimamente se convirtieron en hombres” (Voltaire, 1-5, en la red).

Tanto en el Shasta como en el Libro de Enoc se informa de la clemencia de los arcángeles a propósito de los ángeles caídos, que los llevó a interceder por ellos ante Dios, como se narra en el capítulo 9 del Libro de Enoc. Cuando lo hacen, el arcángel Rafael desempeña un importante papel que se describe así:

http://www.pinaex.com/images/aplicaciones/albunaplicac/images/ft%20pag32b_jpg.jpg

Arcángel San Rafael, de 3 m. en granito Gris Quintana Culmina un conjunto de 25 m. situado en la plaza de San Rafael En Fuengirola. (Ver las ultimas fotos de "Aplicaciones de la Roca")
http://www.pinaex.com/images/aplicaciones/
albunaplicac/images/ft%20pag32b_jpg.jpg

  1. Entonces Miguel, Sariel, Rafael y Gabriel observaron la tierra desde el santuario de los cielos y vieron mucha sangre derramada sobre la tierra y estaba toda llena de la injusticia y de la violencia que se cometía sobre ella.
  2. Considerando esto, los cuatro fueron y se dijeron: “el grito y el lamento por la destrucción de los hijos de la tierra sube hasta las puertas del cielo”.
  3. Y dijeron a los santos del cielo: “Es ahora a vosotros a quienes las almas de los hijos de los hombres suplican diciendo ‘llevad nuestra causa ante el Altísimo, nuestra destrucción ante la gloria majestuosa y ante el Señor de todos los señores’ en cuanto a majestad”.

    lasvocesdelosangeles.com

    "El pasaje de las almas"
    arte de Louis Janmot
    lasvocesdelosangeles.com


  4. Y Rafael, Miguel, Sariel y Gabriel dijeron al Señor del mundo: “Tú eres nuestro gran Señor, el Señor del mundo, el Dios de dioses, el Señor de señores y el Rey de reyes; los cielos son el trono de tu gloria por todas las generaciones que existen desde siempre; toda la tierra es el escabel ante ti para siempre, y tu nombre es grande, santo y bendito por toda la eternidad.
  5. “Eres tú quien todo lo ha creado y en ti reside el poder sobre todas las cosas; todo es descubierto en toda su desnudez ante ti; tú lo ves todo y nada se te puede esconder. (1Cr 29:10-12, Hb4:13)
  6. “Tú has visto lo que ha hecho Asa'el, cómo ha enseñado toda injusticia sobre la tierra y revelado los secretos eternos que se cumplen en los cielos;
  7. “y lo que ha enseñado a los humanos Shemihaza, al que tú habías dado la facultad de gobernar sobre sus compañeros.
  8. “Ellos han ido hacia las hijas de los hombres y se han acostado con ellas y se han profanado a sí mismos descubriéndoles todo pecado.
  9. “Luego, estas mujeres han parido en el mundo gigantes, por lo que la tierra se ha llenado de sangre e injusticia. (Gn 6:4,5,11)
  10. “Y ahora mira que las almas de los que han muerto gritan y se lamentan hasta las puertas del cielo y su gemido ha subido y no puede cesar debido a la injusticia que se comete en la tierra..(Ap 6:10)
  11. “Pero tú que conoces todas las cosas antes de que sucedan, tú que sabes aquello, tú los toleras y no nos dices qué debemos hacerles al observar eso”. (Ha 1:2-4)

Como puede verse, hay una diferencia respecto a la versión del Shasta en cuanto a la causa de la caída de los ángeles y la creación de los gigantes, pues el Señor del Mundo cede ante los ruegos de los arcángeles y encomienda una misión a cada uno de ellos: a Lamec le encarga que avise a Noé de la proximidad del diluvio y de los preparativos que debe realizar para ponerse a salvo. A Rafael le asigna esta tarea: “Encadena a ‘Asa'el de pies y manos, arrójalo en las tinieblas, abre el desierto que está en Dudael y arrójalo en él; bota sobre él piedras ásperas y cortantes, cúbrelo de tinieblas, déjalo allí eternamente sin que pueda ver la luz, y en el gran día del Juicio que sea arrojado al fuego” (Enoc 10, 4-6), pues “Toda la tierra ha sido corrompida por medio de las obras que fueron enseñadas por 'Asa'el, impútale entonces todo pecado” (Enoc 10, 7-8). También le indica que, después de realizado tal cometido, alivie a la tierra: “Después, sana la tierra que los Vigilantes han corrompido y anuncia su curación, a fin de que se sanen de la plaga y que todos los hijos de los hombres no se pierdan debido al misterio que los Vigilantes descubrieron y han enseñado a sus hijos” (Jl 2:22).

lasvocesdelosangeles.com

Los Arcángeles triunfan contra Lucifer
***Marco D'Oggiono**

lasvocesdelosangeles.com

Es decir que el arcángel Rafael no sólo se encarga de sanar a los hombres, sino también a la tierra. Ambas funciones siguen atribuyéndose al personaje en la actualidad.

Al arcángel Gabriel, el Señor del Mundo le ordena proceder contra los bastardos y réprobos, sin concesión alguna (Enoc 19, 9-10), y a su homólogo Miguel le asigna muchas tareas de destrucción y el castigo total de los espíritus bastardos. Al final, el creador habla de una tierra de hombres justos, llena de bendiciones y cubierta de árboles fértiles (Enoc 10, 11-22).

En el capítulo 22 de la obra aquí referida, se encuentra un importante pasaje relativo a la encomienda de otra labor que cumple el arcángel Rafael, vinculada con el sitio al que las almas se dirigen al morir, constituido por “cuatro pozos profundos, anchos y muy lisos”, ante los cuales aquél exclama: “¡Qué lisos son estos huecos y qué profundos y oscuros se ven!”

www.foroxerbar.com

www.foroxerbar.com

El arcángel mismo explica así la función de esos pozos: “Estas cavidades han sido creadas con el siguiente propósito: que los espíritus de las almas de los muertos puedan reunirse y que todas las almas de los hijos de los hombres se reúnan ahí. Así pues esos son los pozos que les servirán de cárcel”. “Están hechos para tal cosa, hasta el día en que sean juzgados, hasta el momento del gran juicio que se les hará el último día” (Sal 68:19; Ef 4:9; 1P 3:19,20).

A la pregunta sobre “¿Por qué [los pozos] están separados unos de otros?”, el arcángel Rafael explica que “Esos tres han sido hechos para que los espíritus de los muertos puedan estar separados. Así, una división ha sido hecha para los espíritus de los justos, en la cual brota una fuente de agua viva” (Jn 4:14, 7:38).

El arcángel describe la función de cada pozo de la siguiente manera:

  1. Y así ha sido hecha ésta para los pecadores cuando mueren y son sepultados y no se ha ejecutado juicio contra ellos en vida.
  2. Aquí sus espíritus serán colocados aparte, para esta gran pena, hasta el día del gran juicio, y castigados y atormentados para siempre quienes merecen tal retribución por sus espíritus.
  3. Esta división ha sido separada para quienes presentan su queja y denuncian su destrucción cuando fueron asesinados en los días de los pecadores.
  4. También ha sido hecha ésta para los espíritus de los hombres que no fueron justos sino pecadores, para todos los transgresores y los cómplices de la trasgresión, que en el día del juicio serán afligidos fuera de allí, pero no serán resucitados desde allí. [Enoc 10, 10-13]

Así pues, vemos que, en el año 300 antes de nuestra era, Rafael ya aparecía en la literatura mística y apocalíptica judía como el ángel sanador por excelencia. Su misión no consistía únicamente en curar las enfermedades y heridas físicas (como, por ejemplo, padecimientos naturales y lesiones causadas por violencia), sino también en brindar alivio a las almas, en este mundo y en el otro, y liberarlas de los espíritus del mal (Freeman 1995, 91-929).

www.territorioscuola.com

El arcángel Rafael
(relieve en dístico sobre marfil,
Londres, siglo VI).
www.territorioscuola.com

Otra obra esencial de los judíos para obtener información sobre los ángeles es el Zohar, texto cabalista del siglo XIV publicado por rabi Moisés de León, basado en la información de rabi Shimòn bar Iojai, del siglo II.

En la Cábala, los ángeles y arcángeles desempeñan un papel determinante en el Árbol de la Vida. Rafael alcanza el plano mental creativo llamado Briah y se sitúa entre los Sefiroths, “diez emanaciones divinas graduadas [...] que representan las formas y energías en las que todas las cosas creadas expresan la vida del eterno” (Nájera 2001, 15). Rafael es el arcángel del sexto sefitroth –llamado Tifereth–, que

abriendoconciencia.blogspot.com

ángeles
abriendoconciencia.blogspot.com

se localiza en el centro del Árbol de la Vida. En ella reside Dios hijo, el Príncipe de la Paz. Representa la culminación del plan divino llevado a la manifestación. En Tifereth residen todos los dioses sacrificados por la Regeneración; es el plano de todos los Cristos, donde reside nuestro Cristo personal. Cabalísticamente es la esfera de la belleza, simboliza el estado de la conciencia que debe alcanzar toda la humanidad. [Nájera 2001, 30]

En la Cábala se explica que el nombre Rafael significa “portador de la curación de Dios”. Este arcángel es además uno de los ángeles vigías y actúa como guía y compañero del hombre. Se dice igualmente que es una de las cuatro presencias colocadas para curar todas las enfermedades y heridas de los hijos del hombre. Tiene asimismo el encargo de curar a la tierra y a través de ella a la humanidad. Rafael es regente del Sol y guardián del Árbol de la Vida en el Jardín del Edén. Se le invoca mediante la oración para obtener amor, alegría e iluminación. Sobre todo, como su apelativo lo indica, es un ángel de sanación, restablece el equilibrio. Se le atribuye una conexión especial con el planeta Mercurio y, por ello, es un ángel de ciencia y conocimiento, similar al dios griego Hermes, mensajero divino y guía en los infiernos. El arma mágica de Rafael es el báculo. Una de las leyendas más conocidas lo coloca como el ángel enviado a Salomón con el obsequio del anillo mágico para construir el templo. Tal sortija tenía grabada una estrella de cinco puntas y permitió a Salomón someter a los demonios para que lo ayudaran a completar la construcción del templo (Nájera 2001, 30). El arcángel Rafael preside el coro de ángeles llamado los Malakim, “que pertenecen al orden de las virtudes […y] ayudan a restaurar la belleza de la armonía en el universo” (Nájera 2001, 30).

esoterismoyocultismo.blogspirit.com

El árbol de la vida
esoterismoyocultismo.blogspirit.com

|sigue>

<<párrafo anterior|

Pero es quizá en el libro de Tobías, considerado apócrifo por muchos debido a las inconsistencias históricas en que incurre y algunas discrepancias de su contenido con lo que sostienen los teóricos bíblicos, donde el arcángel san Rafael aparece en forma protagónica, pues en esa obra se narra una historia que ha dado pie a su iconografía y ha fijado en la memoria de varias culturas las misiones de nuestro personaje.

El Libro de Tobías, de autor desconocido, es uno de los volúmenes del Antiguo Testamento y se le calcula una antigüedad que se remonta aproximadamente hacia el 200 a.C. Sin embargo, algunos estudiosos afirman que fue escrito en “una fecha cercana a la caída de Nínive en el 612 a.C.”, aunque tal afirmación no tiene ningún sustento. Todo indica una redacción tardía correspondiente al periodo conocido como el Silencio de Dios, que se extiende en los siglos que separan a los dos Testamentos, cuando no había profetas en Israel. “Nunca se oyó de ese libro antes del siglo II a.C.” (Marcos Gago 2004, en la red). También hay dudas respecto al lugar donde se escribió. Se dice que “pudo haber sido en Palestina [...] sin embargo, su contexto se asemeja más [al de] una redacción en Babilonia o en Persia en la época helenística. […] Se desconoce la lengua en que se redactó. Pudo ser bien arameo o bien hebreo” (Marcos Gago 2004, en la red).

www.abcgallery.com/R/rembrandt/rembrandt1.JPG

Amsterdam, the Netherland Tobit and Anna. 1626. Oil on panel. Rijksmuseum, s.
www.abcgallery.com/R/rembrandt/rembrandt1.JPG

El texto alude a Tobit y su familia, quienes fueron deportados de Asiria a Nínive. Tobit se caracterizaba por sus virtudes y su escrupuloso acatamiento de lo indicado por la ley de Dios, pues llevaba a cabo todos los sacrificios prescritos por ella, entregaba el diezmo y manifestaba un desarrollado sentimiento caritativo ante el prójimo. Solía sepultar a compatriotas israelitas muertos a los que, por haber sido asesinados, las autoridades locales habían prohibido enterrar, so pena de castigo capital. Por tal razón, Tobit había tenido que huir de su lugar de origen, aunque al volver a él continuó con sus mismas prácticas, y debido a ello sus vecinos se burlaban de él. Un día después de haber dado sepultura a un compatriota asesinado en la noche, Tobit refirió: “aun antes de purificarme, me dormí en el atrio junto al muro, quedando con el rostro descubierto.

www.thefreedictionary.com

El arcangel Rafael con la Tobías y su familia
www.thefreedictionary.com

No sabía yo que había pájaros en el muro; y teniendo los ojos abiertos, los pájaros dejaron caer en mis ojos su estiércol caliente, que me produjo en ellos unas manchas blancas que los médicos no fueron capaces de curar” (Tobías 2, 9-10). De este modo, Tobit quedó ciego, y su esposa Ana trabajó a partir de entonces para mantener el hogar, lo cual en la época representaba una gran humillación para el hombre. Al día siguiente de una discusión con Ana, ésta le echó en cara que sus buenas obras y sus limosnas habían ido a parar en nada. Afligido por su situación, oró para pedir a Dios que le hiciera justicia y lo liberara mediante la muerte.

www.oftalmo.com

La ceguera de Tobit
www.oftalmo.com

Paralelamente, en la misma obra se narra otra historia desafortunada, la de Sara de Ragüel, quien “fue insultada por las esclavas de su padre porque, habiendo sido dada en matrimonio a siete maridos, el maligno demonio Asmodeo les había dado muerte antes que con ella hubieran tenido vida conyugal” (Tobías 3, 7-8). Desesperada, la joven pensó en ahorcarse, pero antes oró para pedir al Señor que le quitara la vida.

www.eso-garden.com

Asmodeo, el demonio enamorado
de Sara de Ragüel
www.eso-garden.com

Dios los escuchó a ambos y “Rafael fue enviado para remediarlos a los dos, para batir las cataratas de Tobit y para casar a Sara, la hija de Ragüel, con Tobías, el hijo de Tobit, y paralizar a Asmodeo, el maligno demonio, por cuanto a Tobías tocaba heredarla” (Tobías 3, 17).

Así pues, en esta historia bíblica, el arcángel Rafael aparece en el mundo terrestre para ejecutar una orden divina en respuesta a las oraciones de Tobit y Sara, con las que habían hecho un ruego al Señor. Ahora bien, la forma en que el personaje se presenta ante los humanos es sumamente peculiar. Nótese que el Creador eligió a Rafael, porque entre sus arcángeles es justamente el especialista en la medicina de Dios.

Tobit, puesto que había pedido morir, llamó a su hijo para que dispusiera todo en el momento de su deceso y lo aconsejó sobre diversas acciones que debía cumplir con virtud, como por ejemplo casarse con una mujer de su estirpe, y también le pidió que fuera a cobrar un adeudo a Gabael: “Has de saber también que tengo diez talentos en poder de Gabael, hijo de Gabrías, en Ragues de Media. No temas, hijo: somos pobres, pero rico serás si temes a Dios y te apartas de todo pecado” (Tobías 4, 20-21).

Tobit le sugirió a su hijo que buscara a alguien para tener compañía durante el viaje, y justamente quien se apareció en su camino fue el arcángel Rafael, con el nombre de Azarías. El significativo encuentro definió la forma en que el personaje aquí estudiado se introduciría en el seno de la familia de Tobit para cumplir el encargo Dios. El joven, siguiendo la recomendación de su padre, fue en busca de alguien que lo acompañara “y se encontró con Rafael, que era un ángel. No conociéndole, le dijo: ‘¿Podrías acompañarme a Ragues de Media, si es que conoces el camino?’ El ángel le contestó: ‘Yo iré contigo, que conozco bien el camino y hasta he sido huésped de Gabael, nuestro hermano’. Tobías le contestó: ‘Espera un poco, que voy a decírselo a mi padre’. Él le respondió: ‘Vete y no tardes’”.

www.arcangelrafael.com.ar

El arcángel Rafael a compaña en su viaje a Tobías
www.arcangelrafael.com.ar

El arcángel se presentó a Tobías no en su forma angelical, sino con apariencia humana. Huelga el comentario bíblico de que Tobías no reconoció la índole celestial de Rafael, pues no hay indicios para que hubiera podido hacerlo.

Tobit pidió que el futuro acompañante de su hijo se presentara ante él para asegurarse de que era confiable y cuando lo tuvo ante sí lo sometió a un riguroso interrogatorio:

“Dime, hermano, ¿de qué tribu y familia eres tú?” Y le contestó: “¿Quieres conocer a la tribu y la familia e informarte de la persona que va a acompañar a tu hijo?” Replicó Tobit: “Quiero, hermano, conocer tu linaje y tu persona”. “Pues yo soy hijo de Azarías, hijo de Ananías, grande entre tus hermanos”. Respondióle él: “Seas, hermano, bienvenido; pero no te enojes porque haya querido saber [de] tu tribu y tu familia. Por suerte eres hermano mío, de una buena y noble ascendencia, pues yo conocía a Ananías y a Jonatán, hijos de Semel, el grande, de cuando juntos íbamos a Jerusalén para adorar, llevando las primicias y los diezmos de las cosechas; que no se descarriaron ellos como nuestros hermanos. De buena raíz eres, hermano. [Tobías 5, 10-13]

www.idct.gov.co

Anónimo
Arcangel San Rafael
Segunda mitad del siglo XVII
Cuzco. Virreinato de Perú
Oleo sobre Lienzo
www.idct.gov.co

Resulta interesante esta forma de presentarse ante Tobit, pues al fingir ser alguien de un linaje caro a su interlocutor logra hacerle creer que es la persona ideal para acompañar a su hijo. Por tanto, en un instante se gana toda la confianza de Tobit.

El anciano no se percata de la identidad real de Azarías, pues incluso traba un pacto económico con él, donde quien decide todo es el propio Tobit: “Pero dime: ¿cuál será el salario que habré de darte? ¿Bastaría un dracma por día y el sustento para ti y para mi hijo? Y cuando felizmente volváis, ¿te añadiré algo?” (Tobías 5, 14-15). Ante los ojos del lector esto puede resultar casi humorístico, pero el comportamiento del arcángel no hace sino poner de manifiesto la supuesta desenvoltura de los seres celestiales en un ámbito muy diferente del suyo. Igualmente irónica resulta la despedida de Tobit con su hijo: “Parte con éste, y [que] Dios, que mora en los cielos, os dé feliz viaje y un ángel os acompañe” (Tobías 5, 16).

www.oftalmo.com

Tobías diciendo adiós a su padre, 1866, por Adolphe William Bouquereau. The State Hermitage Museum, San Petersburgo.
www.oftalmo.com

Durante la marcha, Rafael, como arcángel, es quien determina todos los sucesos. El primer hecho importante se relaciona con la pesca del pez que se constituirá en el remedio de dos enfermedades de muy distintos tipos:

www.japawanda.com

Rafael acompaña al joven Tobías
www.japawanda.com

Siguieron los caminantes su viaje y llegaron al atardecer a las orillas del río Tigris, donde pasaron la noche. Bajó el muchacho a bañarse, y salió del río un pez que quería devorarle. Pero el ángel le dijo: “Agárralo”. Capturolo el joven y lo sacó a tierra. Díjole el ángel: “Descuartiza el pez y separa el corazón, el hígado con la hiel, y ponlos aparte”. Hizo el muchacho lo que el ángel le decía, y asando el pez comieron.
[Tobías 6, 1-5]

La captura del amenazante pez es un momento en extremo importante de la historia, ya que aparece como el objeto maravilloso que estará presente en los momentos cruciales y será el recurso elegido por el ángel para cumplir los designios divinos.

www.artehistoria.jcyl.es

Paisaje con Tobías atrapando un pez
Autor: Domeniquino
Fecha: 1617-18
Museo: Desconocido
Características:
Material: Oleo sobre lienzo
Estilo: Barroco Italiano
www.artehistoria.jcyl.es

Al avanzar el relato, Rafael define pronto la función de ese recurso del que Tobías se ha apropiado a instancias suyas: continuaron su camino los dos personajes y llegaron cerca de Ecbatana. “Dijo el joven al ángel: ‘Hermano Azarías, ¿para qué sirve el corazón y el hígado con la hiel del pez?’ Él le respondió: ‘Sirven para que, si un demonio o espíritu le atormenta a uno, quemándolos ante él, ya no vuelven a molestarle. [En] Cuanto a la hiel, sirve para ungir a quien tuviese cataratas, pues con ella quedará curado’”(Tobías 6, 5-8).

www.santafaustina.info

www.santafaustina.info

Rafael explica a Tobías cómo determinados órganos del pez sirven con fines específicos y, aunque el joven no parece darse cuenta de los probables efectos de la aplicación de los remedios que le señala su acompañante, el lector está informado de ellos, y sin embargo ello no restará espectacularidad a los beneficios de su uso.

Cuando los viajantes llegan a Ecbatana, es el arcángel quien decide las acciones que han de realizar, siempre con la finalidad de cumplir la orden divina de curar a Tobit y a Sara.

Dijo el ángel al joven: “Hoy, hermano, habremos de pernoctar en casa de Ragüel, tu pariente, que tiene una hija llamada Sara. Yo le hablaré para que te la den por mujer, que a ti te toca su herencia, pues tú eres ya el único de su linaje; la joven es bella y discreta. Oye, pues, lo que voy a hacer. Yo hablaré a su padre, y cuando volvamos de Ragues celebraremos la boda, pues ya sé que Ragüel no puede darla a ningún otro marido, según la Ley de Moisés, o sería reo de muerte, porque antes que a ningún otro te pertenece a ti la herencia.” [Tobías, 69-12]

www.grabler.de

www.grabler.de

La Ley de Moisés es inapelable y debe aplicarse puntualmente, pues quien la transgrede es castigado con la muerte. Es decir que los hechos que componen la historia de Tobías ocurren porque así se ha establecido: por una parte, el ángel cumple un mandato divino y, por otra, sus acciones propician o aceleran lo que irremediablemente habría de suceder.

El joven Tobías, enterado de la dramática situación de Sara, la comunica al arcángel. Luego, manifiesta cierta resistencia a las indicaciones del arcángel y le confía así sus temores:

Replicó entonces el joven al ángel: “Hermano Azarías, he oído que la doncella fue dada a siete maridos y que todos perecieron en la cámara nupcial; y yo soy hijo único de mi padre, y temo que, si me acerco a ella, voy a morir como los anteriores, porque la ama un demonio, y a ella no le hace ningún daño, pero sí a los que se le acercan. Temo ahora que, si muero, llevaré al sepulcro a mi padre y a mí, de dolor por mí, pues no tienen otro hijo que les dé sepultura. [Tobías 6, 13-14]

En seguida, el Ángel disipará las reservas del joven y lo convencerá mediante argumentos contundentes, en primer lugar trayendo a colación los dichos de su padre: “Contestole el ángel: ‘¿No te acuerdas de las palabras que tu padre te inculcó sobre tomar mujer de tu propio linaje?’” (Tobías 6, 15-16). A continuación, le indicaría el remedio con que podría vencer al Demonio que molestaba a la joven: “Escúchame, pues, hermano: Ésa será tu mujer, y del demonio no te preocupes, que esta misma noche te será dada por mujer. Cuando entres en la cámara nupcial, toma un perfumador y pon en él trozos del corazón y del hígado del pez, [para] que hagan humo; que en cuanto lo huela el demonio, irá y no volverá por los siglos de los siglos” (Tobías 6, 16-17).

www.elpombo.com

Tobías y el ángel, Turin, en la Galleria Sabauda, Turín.
www.elpombo.com

Rafael le ofreció al joven la receta completa para derrotar al demonio que amenazaba su vida y su felicidad futuras. Era hasta ahora cuando le indicaba con exactitud el uso de las partes del pez que el joven había atrapado conforme a sus indicaciones. Como puede verse, se trata de un remedio tradicional en cuestiones mágicas: sahumar el espacio en donde habitaba la entidad demoniaca que había impedido consumar la unión conyugal de la joven Sara. Al describir el remedio, el ángel se refiere a elementos que provienen de un animal terrestre, de acuerdo con la personalidad también terrestre que ha elegido para sí mismo, y por tanto se mantiene en todo momento fiel a esa apariencia elegida, congruente con su comportamiento como ser humano en el mundo.

Pero los jóvenes también habrán de poner de su parte para consumar felizmente su matrimonio: “cuando a ella te acerques, levantaos ambos e invocad al Dios misericordioso, que os salvará y tendrá piedad de vosotros. No temáis, que para ti está destinada desde la eternidad, y tú la salvarás e irá contigo, y estoy seguro de que tendrás de ella hijos” (Tobías 6, 17). La pareja tiene que invocar la misericordia divina por sí misma, sin mediar la intervención angélica. Con esto aseguran su unión; unión, por otra parte, ya predeterminada por los designios divinos. Las nuevas recomendaciones del arcángel convencen rápidamente al joven Tobías.

www.annatextiles.ch

Tobias pide la mano de Sara
www.annatextiles.ch

Todo esto antecede al feliz encuentro con la familia de Raguël, la que, al enterarse de que el joven Tobías es hijo del primo Tobit, agasaja al joven y su acompañante con suntuoso banquete. Pero antes de ello el arcángel recuerda al joven que debe plantear lo de su matrimonio con Sara. Ragüel intenta posponerlo, pues conoce el peligro que correría el joven, a quien le advierte de lo sucedido con los siete anteriores pretendientes de su hija. Pero al final se suscribe el contrato matrimonial y se dispone la alcoba nupcial para los jóvenes. De nuevo, Rafael aconseja a Tobías que no deje de usar el remedio para vencer a su virtual enemigo y el joven hace todo tal cual se le indicó: “tomó un brasero y, poniendo encima de las brasas el corazón y el hígado del pez, hizo humo. El demonio, en cuanto olió aquel humo, huyó al Egipto Superior, donde el ángel le ató” ( Tobías, 8-2-4).

www.museoblaisten.com

José Agustín Arrieta  (1803-1874) Arcangel San Rafael , 1841 Oleo / tela95 x 74 cm
www.museoblaisten.com

El remedio sugerido por el arcángel Rafael a Tobías sorprende tanto por sus componentes como por el ser a quien sus efectos se dirigen. Al parecer se trata de un recurso mágico para ahuyentar a un demonio. Pero en lugar de recomendar algún elemento de la rica variedad herbaria que para ese fin existe, Rafael aconsejó usar las vísceras del pescado que Tobías había recogido en el Tigris. Llama la atención también que se escogieran las entrañas del pescado para eliminar al demonio que había exterminado a los siete maridos anteriores de la joven. Evidentemente, el papel desempeñado por esa entidad demoniaca es capital en la historia de Sara. Algunos analistas lo asocian con un demonio proveniente de la religión mazdeísta, cuyo nombre procede del persa Aesma daeva y significa “espíritu de la cólera” (Busto-Saíz 1984, en la red), lo cual explicaría que para ahuyentarlo se eligieran las vísceras: el hígado por su relación con la cólera, y posiblemente para apaciguarlo, y el corazón porque según algunas leyendas Asmodeo estaba enamorado de Sara y por ello le impedía consumar sus matrimonios, al matar en cada noche de bodas a uno de los siete jóvenes con que había celebrado nupcias (cf. D.E 2008, en línea).

www.liceus.com

La ermita de San Sebastián en Santa Cruz de La Palma
www.liceus.com

El joven tampoco olvidó que se le había recomendado orar al Señor y también lo hizo cabalmente:

www.artbible.info

www.artbible.info

Una vez que quedaron los dos solos, se levantó Tobías del estrado y dijo: “Levántate, hermana; vamos a orar para que el Señor tenga misericordia de nosotros”. Y comenzó Tobías, diciendo: “Bendito eres, Dios de nuestros padres, y bendito por los siglos tu nombre santo y glorioso. Bendígante los cielos y todas las criaturas. Tú hiciste a Adán y le diste por ayuda y auxilio a Eva, su mujer; de ellos nació todo el linaje humano. Tú dijiste: ‘No es bueno que el hombre esté solo; hagámosle una ayuda semejante a él’. Ahora, pues, Señor, no llevado de la pasión sexual, sino del amor de tu ley, recibo a esta mi hermana por mujer. Ten misericordia de mí y de ella y concédenos a ambos larga vida”. Ella respondió “Amén”. Y pasaron ambos dormidos aquella noche.
[Tobías 8, 4-10]

La oración es otro recurso curativo intangible usado también desde tiempos inmemoriales, aunque, en realidad, aquí parece emplearse más bien conforme a la normatividad religiosa de la época.

www.grabler.de

www.grabler.de

Tobías sigue al pie de la letra los consejos de Rafael y ello le permite derrotar al demonio enemigo, salvarse de la muerte a manos de éste y consumar el matrimonio con Sara, la joven predestinada para él.

La sobrevivencia del joven Tobías a la noche de bodas se celebra con fiestas que se prolongan durante catorce días. Mientras esto sucede, el joven esposo cambia su aquiescente papel ante el arcángel y ahora se decide a darle instrucciones: “llamó entonces Tobías a Rafael y le dijo: ‘Hermano Azarías, toma contigo un siervo y dos camellos y vete a Ragues de Media, a casa de Gabael y cóbrame el dinero y tráele a él a la boda, pues Ragüel me ha pedido con instancia que no me vaya, y mi padre estará contando los días, y si ve que tardo mucho, se morirá de pena” (Tobías, 1-1-4). Rafael cumplió fácilmente tal encargo y, cumplidos los catorce días de celebraciones, Tobías, preocupado por sus padres, pidió a Raguël que lo dejara partir, a lo que la mujer accedió no sin dificultades. Sin embargo, al demorarse de regreso con su esposa y la comitiva, el arcángel hubo de urgirlo: “Entonces dijo Rafael a Tobías: ‘Bien te acordarás, hermano, de cómo hemos dejado a tu padre. Vamos a adelantarnos nosotros a tu mujer para preparar la casa. Lleva contigo la hiel del pez’”. Partieron ellos, y el perro de la casa los siguió.

www.grabler.de

www.grabler.de

Al avistar la casa de Tobit, Rafael profetizó la curación del padre: “Rafael dijo a Tobías: ‘Estoy seguro de que tu padre recobrará la vista. Úntate los ojos con la hiel; al escocerle se frotará, se desprenderán las cataratas y verá’” (Tobías 11, 7-8). Es hasta ahora cuando se precisa la enfermedad de Tobit, legendario padecimiento en la historia del hombre, pues hay información sobre él en civilizaciones antiguas como Egipto e India, según sostiene Susana Calvo Capilla: “La hiel de pescado era uno de los remedios tópicos más usados en la antigüedad para todo tipo de enfermedades, sobre todo de la piel, pero, como ya sabían en el antiguo Egipto y en la India, las cataratas eran sanables, si bien sólo mediante métodos quirúrgicos” (Calvo 2007, en la red).

El uso de remedios de origen animal ha sido común desde los albores de la civilización, pues, como indica Alba, “La tablilla sumeria de Samuel S. Kramer, considerada el más antiguo texto de medicina, ya que data del siglo 3 a.C., registra ya remedios de origen animal, como puede verse en la siguiente descripción: ‘Mezcla estiércol de paloma, cantáridas, harina de trigo y excrementos de gacela; déjalo colocado durante tres días y curará’” (cf. Alba 2001, 19). Los despojos y excrementos de animales conformarán lo que posteriormente se denominará “la botica de inmundicias” .

www.femalt.com

Tablilla de Kramer
www.femalt.com

Todo esto indica que el arcángel Rafael realizó una curación acorde con su disfraz de ser humano y utilizó por ende los recursos médicos del momento, sólo que el éxito al aplicar el remedio en las cataratas de Tobit estaba garantizado por su condición de intermediario angélico enviado por Dios, pues en realidad ya desde la antigüedad este padecimiento se curaba mediante cirugía, como afirma el doctor Lozano-Alcázar:

cvc.cervantes.es

Bernardo Cavallino (1616-1656):
Curación de Tobías
Lienzo, 76 x 103 cm
Núm. de inventario: 3151
cvc.cervantes.es

La cirugía ocular, no necesariamente de catarata, se practicaba en las más antiguas culturas. Seguramente era habitual en Babilonia, en la época del rey Hammurabi (1730-1685 a.C.), puesto que se menciona en el artículo 15 de su célebre código: “...Si un médico lleva a cabo una operación mayor o cura un ojo enfermo, él recibirá diez monedas de plata. Si el paciente es un hombre libre, pagará por su consulta al médico cinco monedas de plata. Si es esclavo, su amo pagará por este servicio dos mendas de plata. Pero si el paciente perdiere un ojo o la vida durante la operación, la mano derecha del médico será cortada. Si el paciente era un esclavo el médico deberá reponer el esclavo al amo”. [Lozano 2001, en línea]

www.oftalmo.com

www.oftalmo.com

Doscórides, en su famoso texto Plantas y remedios medicinales (De materia médica, libro II), menciona la hiel como remedio y advierte que “todas las hieles son agudas, caloríficas, diferenciándose unas de otras por su mayor o menor intensidad en su poder. Se considera que es muy intensa la del escorpión marino y la del llamado pez rata (kalliónymos)” En nota, agrega: “El sustantivo kallioónymos significa propiamente ‘nombre hermoso’. Se trata del pez Uranoscopus scaber (véase Aristóteles VIII, 13, 598ª 11; Eliano, Historia de los animales, XIII, 4)” (Dioscórides 2002, 173). Pero como en el texto bíblico no se especifica de qué pez se trata, no es posible cotejar la información actual con la de Dioscórides. Sin embargo, cabe apuntar que según este autor la hiel de la cabra salvaje resulta particularmente apropiada “contra las cataratas recientes y nieblas de los ojos, manchas de la córnea y asperezas de los párpados” (Dioscórides 2002, 173).

huntbot.andrew.cmu.edu

Dioscorides
huntbot.andrew.cmu.edu

Al final de la historia de Tobías, el arcángel revela su identidad a Tobit y a su hijo. Entre las diversas cosas que les dice, destacan las siguientes:

http://arteyartistas.files.wordpress.com/2007/11/el-arcangel-rafael-alejandose-de-la-familia-de-tobias-1637.jpg

 El Arcángel Rafael alejándose de la familia de Tobías ( 1637 )
http://arteyartistas.files.wordpress.com/
2007/11/el-arcangel-rafael-alejandose-de-la-
familia-de-tobias-1637.jpg

Cuando obrabas tú y tu nuera, Sara, yo presentaba ante el Santo vuestras oraciones. Cuando enterrabas a los muertos, también yo te asistía. Cuando sin pereza te levantabas y dejabas de comer para ir a sepultarlos, no se me ocultaba esa buen obra, antes contigo estaba yo. Por eso me envió Dios a curarte a ti y a Sara, tu nuera. Yo soy Rafael, uno de los siete santos ángeles que presentamos las oraciones de los justos y tienen entrada ante la majestad del Santo.

Foto: Enrique Ramírez

Iglesia de San Rafael Arcángel, Chihuahua, México
Foto: Enrique Ramírez

Es decir que san Rafael es un arcángel que no solamente cura, sino que también se manifiesta atento a las acciones humanas para identificar y recompensar las que son buenas. Además, ratifica la función de los seres de su tipo como criaturas cercanas a Dios que actúan como intermediarias entre el hombre y Dios, y a la inversa.

www.todocoleccion.net

SAN RAFAEL, EL ARCANGEL
VERSION DE LA ESCUELA CUSQUEÑA DE PINTURA
www.todocoleccion.net

El Libro de Tobías ha inspirado a muchos artistas plásticos que se han ocupado de representarlo. Han hecho esto último a partir de los hechos que mediaron para que el arcángel Rafael cumpliera el encargo que le hizo Dios ante las peticiones de Tobit y de Sara. De ahí que en muchas de sus imágenes aparezca el pescado con que remedió los males de la familia de Tobit y también el bordón de peregrino, asociado con su andar por el camino como acompañante de Tobías, además de un vaso destinado a la conservación de ungüentos o medicamentos (cf. Díaz 1989, en la red).49

Cusco, Perú, siglo XVII. Escuela Cusqueña

UNA REPLICA DEL ARCANGEL SAN RAFAEL conocido como el arcangel médico. Cusco, Perú, siglo XVII. Escuela Cusqueña
www.todocoleccion.net

centinelaurbano.blogspot.com

San Rafael Arcangel
centinelaurbano.blogspot.com


NOTAS:
[*] Dra. Edelmira Ramírez Leyva |Arriba
Es miembro del Área de Historia y Cultura en México del Departamento de Humanidades de la División de Ciencias Sociales y Humanidades de laUAM-A.
Tiene el Doctorado en Letras por la UNAM. Realiza investigación sobre el periodo colonial y sobre la cultura en México.
[1] También llamados Fravashi, Fravardin, Fravahr, Fravati y, a veces, Farvarshi (cf. Osilia 2008, en la red). |Arriba
[2] Tradición que se conserva aún en el zoroastrismo actual y en el Calendario Nacional Oficial de Irán (Osilia 2008, en la red). |Arriba
[3] La única excepción en el calendario es Fravardin (el ángel de la guarda), a quien se dedican el primer mes y el decimonoveno día de cada mes (Osilia 2008, en la red). |Arriba
[4] El Libro de Enoc (o Libro de Henoc, abreviado 1 Enoc) es un volumen apócrifo, seudoepigráfico e intertestamentario que forma parte del canon de la Biblia de la Iglesia ortodoxa etíope, aunque las demás iglesias cristianas no lo aceptan como libro canónico. Las únicas versiones íntegras que se conservan de tal obra están formuladas en ge'ez, lengua litúrgica de la Iglesia etíope, si bien se conocen varias partes de ella en griego, siríaco, armenio, árabe y latín, y un fragmento en copto. Además, se han hallado varios fragmentos en arameo y otro en hebreo (4Q317), en Qumrán. La tradición atribuía su autoría a Enoc (nombre al que también corresponde la grafía Henoc y, en inglés, Enoch), bisabuelo de Noé. En la actualidad se cree que el texto fue redactado por varios autores judíos entre los siglos III a.C. y I d.C. El libro que hoy conocemos se editó tal vez en el siglo I de nuestra era, pero consta de varias partes escritas a lo largo de esas centurias. (Libro de Enoc - Wikipedia, la enciclopedia libre es.wikipedia.org/wiki/Libro_de_Enoc.) |Arriba

BIBLIOGRAFÍA:
Arriba
ALBA ROMERO, SUSANA.
2001 Farmacia. Un acercamiento a través de su historia. Madrid, A Madrid Vicente, Ediciones.
CALVO CAPILLA, SUSANA.
2007 “Tobías y el manantial de los ojos” CVC.Rinconete. Claroscuro.
En la red: cvc.cervantes.es/el_rinconete/anteriores/mayo_07/220520007_02.htm
DIOSCORIDES
2002 Plantas y remedios medicinales (de materia medica) Libro I-II. Madrid, Gredos, 2002.
ENCICLOPEDIA DE LA RELIGIÓN CATÓLICA.
1950 “Ángel” T. I Barcelona, Dalmau y Jover. pp.649-655.
FREEMAN, EILEEN ELIAS.
1995 Ángeles que curan. Barcelona, Obelisco./dd>
GAGO MARCOS.
2004 “Tobías” en Catolicismo. Los libros apócrifos.
En la red: www.elatrio.net/reto/religiones/catolicismo/series/gaagoapocrifos02.htm
GARCÍA M., FLORENTIN, TRAD.
[s. f.] El libro de Enoch 1. Trad. al castellano desde dos versiones inglesas, editadas por Robert H. Charles y Hedley F. Sparks, y desde la versión francesa de de François Martin; las tres a su vez traducidas de los manuscritos etíopes, cotejados con manuscritos griegos; corregidas además estas versiones de acuerdo con los manuscritos arameos de Qumran (4QEn-4QEnastr), editados por Joef T. Milik.
LOZANO-LCÁZAR, JAIME.
2001“La cirugía de catarata hasta 1748” Medigraphic, 69(3): 14´-143.
En línea: www.medigraphic.com/espanol/e-htms/e-circir/e-cc2001/e-cc01-3/em-cc013j.htm
NAJERA, JORGE.
2001 Un árbol de ángeles. La magia de los Santos e invisibles compañeros del hombre. 3er ed. México, Yug. (c. 1997) (Serie esoterismo y realidad, 49)
NACAR FUSTER, ELOINO Y COLUNGA CUETO, ALBERTO, TRADS.
1980 Sagrada Biblia. 40ed. Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos.
OLIVARES, CARLOS.
2005 Protección con el poder de los ángeles. México. EMU.
OSILIA, JEANLIGHT
2008 Zoroastrismo y los ángeles.
En la red: www.mensajesdeluz.com.ve/indez.cfm/id/196.html
VOLTAIRE.
2007 "El Shasta" en “Ángel-Historia de los ángeles.” En Diccionario filosófico.
www.e-torredebabel.com/Biblioteca/Voltaire/angel-Diccionario-Filosófico.htm