El origen del Area de Química Aplicada se remonta a 1987, en el que se agruparon varios investigadores para trabajar en temáticas comunes tales como: la identificación, caracterización fisicoquímica, modificación y evaluación de propiedades catalíticas y adsortivas de materiales zeoíticos de origen natural.

Esta organización como grupo de trabajo derivó en la creación, del Laboratorio de Adsorción y Catálisis dentro del Área de Química.

Con el tiempo, a este grupo de investigación se le sumaron otros investigadores que contribuyeron al fortalecimiento del grupo, y la temática de trabajo se amplió al estudio de materiales aplicados a la catálisis y adsorción en procesos químicos para el control de la contaminación y a la síntesis de nuevos materiales con propiedades biológicas.

Por otra parte, el grupo de investigación inició los primeros convenios de colaboración con instituciones tales como:

Instituto Politécnico Nacional, Universidad Autónoma de Puebla, PEMEX, COCODER del DDF, Secretaría de Desarrollo Rural del Edo. de Oaxaca, etc.

Como consecuencia del incremento en las labores de investigación, varios de los miembros del grupo realizaron estudios a nivel de Maestría y Doctorado en instituciones tanto nacionales como extranjeras, entre los años 1988 a 1994, relacionando estos estudios con la temática de interés del grupo.

Entre 1992 a 1994 se aprueban los recursos financieros de cinco proyectos de colaboración internacional, tres proyectos de investigación y uno de fortalecimiento de la infraestructura por parte del CONACyT, lo que permitió al grupo mejorar la infraestructura y concretar el trabajo integral en el Laboratorio de Adsorción y Catálisis.

Lo anterior dio la pauta para la creación del Área de Química Aplicada.

El proceso para la creación del Área de Química Aplicada se inicia a mediados de mayo de 1994 y el dictamen para su creación oficial, es aprobado el 15 de abril de 1995  por el Consejo Académico en su sesión  159.



PAGINA PRINCIPAL